Archives For Mexico

[Por favor, den la bienvenida a nuestro nuevo columnista internacional: Jaime Gironés. Uniéndose a nosotros desde la Ciudad de México, la columna de Gironés aparecerá cada tres meses y explorará la práctica y la experiencia del paganismo, del heathenry y del politeísmo en México. Sus columnas serán publicadas primero en español y posteriormente en inglés. Si quieres saber más de Gironés, ve a la página de su biografía.]

English Translation

Nice to meet you. Mucho gusto.

Paganos del este, Paganos del oeste, Paganos del sur, Paganos del norte -quienquiera que escuche nuestro llamado, los saludo.

Aunque no hemos sido presentados apropiadamente, ya nos conocemos los unos a los otros. Honramos a la misma naturaleza y Ella nos bendice a todos nosotros. Flotamos en el mismo Aire, brincamos sobre el mismo Fuego, fluimos en el mismo Agua y caminamos sobre la misma Tierra.

[Pixabay.]

Los paganos que practicamos en México sabemos mucho sobre los que están fuera de nuestra comunidad inmediata. Hemos leído acerca de sus prácticas; hemos aprendido de ustedes; nos han inspirado muchas veces. Y ahora les ofrezco un poco sobre nuestra comunidad y práctica.

La comunidad Pagana mexicana no sabe con exactitud cómo se desarrolló su existencia. Y, como podrán entender, somos una comunidad diversa donde algunos se consideran Wiccanos, otros prefieren llamarse Brujos, algunos se dicen Paganos y muchos otros no nombran sus prácticas. No sabemos cuántos somos. Creo que somos más de los que pensamos. Muchos practican desde las sombras, en silencio, secreto y anonimidad.

Algunos dicen que el auge del internet trajo la Wicca, la Brujería y el Paganismo a nuestras tierras; otros dicen nos ayudó a recordar, crear estructura y conectarnos unos con otros. Algunos dicen que fueron enseñados por maestros, que, a su vez, éstos habían sido enseñados por brujos internacionalmente famosos; otros prefieren decir que aprendieron de libros y de sitios web. Algunos dicen que heredaron sus tradiciones familiares.

Sin embargo, la comunidad Pagana mexicana tiene una historia que contar, palabras y experiencias que compartir. Entonces, permítanme hacer presentaciones. Tome asiento y acérquese. Empezaré con mi propia historia.

De acuerdo a un reporte del Pew Research Center del 2014, 90% de los mexicanos adultos dicen que fueron educados católicos, y yo no soy la excepción. Pero soy muy afortunado de tener padres con una mente abierta que siempre me han respetado y animaron a investigar otras prácticas y creencias. Durante mi adolescencia, exploré algunos caminos hasta que me crucé con el libro Hechicería para principiantes de Gerina Dunwich, esa compra fue el inicio de mi camino Brujil.

Más adelante, descubrí libros maravillosos como La Danza en Espiral de Starhawk, e increíbles sitios web como WitchSchool, los cuales me enseñaron más de la “Vieja Religión”. Cuando tenía 14 años encontré un maestro y un coven en el cual fui iniciado.

El coven finalmente se disolvió. Puede ser que esta situación les parezca familiar -covens emergiendo y covens separándose. No importa donde se plante una semilla – la semilla americana, la semilla inglesa, la semilla australiana o la semilla mexicana – crecerá a ser un gran árbol para, tarde o temprano, morir. Después de dejar el coven, la tristeza y el dolor me llevaron a una fase solitaria que duró 10 años hasta que fui capaz de dejar la carta de El Ermitaño atrás. Hace 39 lunas, pude abrirme y socializar de nuevo dentro de la comunidad Pagana.

Desde que volví a salir, conocí a Tarwe Hrossdottir, la coordinadora nacional de la Federación Pagana Internacional en Mexico. Me dijo Hrossdottir que su primer encuentro formal con el Paganismo fue a través del internet.

Allí comenzó a leer sitios web, escritos en inglés, y sintió amor a primera vista, finalmente pudiendo darle un nombre a lo que había sentido toda su vida. Después, empezó a practicar hasta que se auto-inició. Más adelante, empezó a dar clases de Paganismo y espiritualidad y lo ha hecho desde hace ya 16 años.

Le pregunte a Hrossdottir si ve diferencias entre la gente que hoy llega para iniciar clases y la gente que llegaba hace 16 años. Dice que ve muchos cambios:

“Ahora la gente que llega tiene ya mucha información. Por lo general, ya tiene estudiada alguna terapia holística o ya ha practicado alguna mancia. En general, las personas que se acercan llegan mucho más maduras, con una idea más seria de lo que es el Paganismo y eso significa que estamos haciendo las cosas bien. Que no estamos transmitiendo una idea mágica-holliwoodesca de fantasía.”

Hrossdottir  también piensa que nos encontramos en un muy buen balance: “Por una parte hay grupos veteranos que empezamos hace muchos años, que ya contamos con una infraestructura mucho más profesional, materiales más cuidados, con un perfil más firme. También hay grupos que a raíz de su formación en estos grupos veteranos, surgieron y ahora se encuentran en proceso de maduración, viviendo todo lo que eso conlleva.”

“Hay grupos recientes de dos tipos: algunos sin mucha madurez y otros que han surgido de un ambiente más serio y que están haciendo un buen trabajo y que seguramente veremos liderando más adelante,” ella explica. “Por otra parte, la mayoría de los practicantes ya saben las bases y eso ayuda a que busquen mejor información, grupos más serios, a que se comprometan más y vean realmente esto como una tradición espiritual y no como una moda.”

Hrossdottir también cree que el Paganismo en Mexico va por buen camino: “…Los egos se han calmado y siento que muchos de nosotros estamos listos para pasar a una nueva etapa.”

Añade que hemos hecho muy buen trabajo que merece ser ser escuchado y publicado por la comunidad Pagana internacional: “La mayoría de los medios anglosajones están cerrados a publicaciones en español o sobre Paganismo Latinoamericano, aunque sea en inglés. En Latinoamérica, y en especial en México, tenemos una visión muy particular del Paganismo, ya que además aquí tenemos una referencia indígena viva que de alguna forma nos permite sentir de otra forma la Rueda del Año, la herbolaria y la magia tradicional.”

“Hoy en día, la comunidad Pagana mexicana tiene una gran variedad de tradiciones activas que cubren gran variedad de corrientes como las Herméticas, las Chamánicas, Nórdicas, Celtas y muchas más.”

A diferencia de mí y Hrossdottir, Mina To-Tai, heredó la Brujería. To-Tai tiene 39 años. Es tatuadora y Bruja de Chihuahua. Cuando era una niña, paso mucho tiempo con su bisabuela y recuerda que con ella escogía y olía hierbas y aceites, y miraban una figura grande de una diosa.

To-Tai dijo que su bisabuela le decía, “Pídele a Ella cualquier cosa que necesites, porque si realmente lo deseas, Ella te lo dará”. Cuando To-Tai era más grande, y su bisabuela ya había fallecido, quería saber más de las prácticas de su bisabuela. Buscó respuestas en libros y en línea, hasta que pronto descubrió las creencias de su bisabuela tenían un nombre: Brujería.

Muchos años después, To-Tai tuvo dos hijos con su pareja, y los empezaron a educar respetando las creencias de ambos padres: el catolicismo y la Brujeria. Cuando Mina caminaba en las calles, la gente solía quedársele viendo sus tatuajes y algunas veces, incluso, se persignaban al ver su luna creciente tatuada en la frente; pero eso no era nada comparado a lo que venía.

En el 2014, después de años de abuso físico y psicológico, To-Tai puso fin a su relación. Después de la ruptura, To-Tai dijo que su familia apoyó a su ex-pareja, y la metieron en un centro de rehabilitación en contra de su voluntad porque no era la buena esposa obediente que ellos esperaban. Alegaron que consumía drogas, que era una Bruja, y mal ejemplo para sus hijos.

Recuerda que ahí estuvo durante 91 días, hasta que el personal del centro se dio cuenta estaba sana y no estaba loca. Al salir del centro, sin casa y sin sus cosas, descubrió estaba siendo demandada por la custodia de sus hijos. En una de las audiencias de la batalla legal, la juez le pidió que probara que era una Bruja. To-Tai respondió que no podía dar una prueba. “Niega que eres una Bruja, y hoy mismo tendrás a tus hijos contigo” insistió la juez, pero To-Tai se opuso a negar lo que es.

Meses después, To-Tai conto que conoció a Cesar Ramsay que estudió Wicca a principios de los dos-miles con una mujer llamada Brida, quien afirmó haber estudiado con Sybil Leek. En el 2003, Ramsay fundó la asociación civil Sociedad Wicca Mexico, con el objetivo de integrar, unir, vincular y unir fuerzas entre practicantes, solitarios, círculos de estudio y covens para generar una inclusiva comunidad Pagana y Wiccana.

La asociación también da consejo y apoyo legal, y así fue como To-Tai pudo comprobar era una Bruja. Le entrego al juzgado un documento firmado por Ramsay explicando sus creencias y prácticas. La juez, sorprendida, dijo: “¡Oh! Entonces decías la verdad. ¡Sí eres una Bruja!”

Hablando personalmente, no me sorprende la reacción de la juez. Aunque tenemos el derecho constitucional de profesar cualquier religión, la mayoría de la gente aun no cree o no entiende que la Brujería es una religión. Si llega a haber una mención de Wicca o Brujería en los medios, que casi nunca sucede, lo relacionan con hechizos, adivinación o el Diablo.

Vivimos en un país donde mucha gente le tiene miedo a la Brujas. En algunas áreas, especialmente en el norte, aún existen las supersticiones. Algunos creen que los búhos y lechuzas son Brujas y, como resultado, han llegado a ser torturados, interrogados y prendidos en fuego intentando que revelen sus nombres y regresen a su forma humana.

Por supuesto, esto no sucede en todos lados. En los barrios del centro de la Ciudad de México, por ejemplo, hay una reacción diferente a la Brujería o al Paganismo. Isaura Avalos, conocida también como Walkirya La Bruja, tiene una cafetería con temática de brujería en la colonia Roma. Me dice que casi no ha tenido malas o poco amigables experiencias: “Mis vecinos son gente muy amable y lo han sido desde que llegamos a la Roma a poner nuestro negocio.”

Lo único que ha pasado es que al principio las monjas que viven cerca se cruzaban la calle para no pasar frente al café pero ahora ya hasta nos saludamos y llevamos bastante tiempo así.”

Avalos también dice que sus visitantes no-Paganos también son amables: “Los visitantes no-Paganos entran y quieren saber todo. Tienen sed de magia y sed de respuestas sobre energía y sobre Dios. Y siempre nos tomamos muy en serio darles la bienvenida a nuestro mundo y hacerles saber que somos personas normales con vidas extraordinarias…Con el tiempo, lo que ha cambiado es mi propia percepción ya que poco a poco fui perdiendo el miedo a que me vean distinta o me señalen. Estos cinco años de dar la cara al público como Bruja me han hecho sentir cómoda en la sociedad.”

No siempre somos temidos o incomprendidos, pero aún tenemos mucho trabajo por hacer luchando la ignorancia y los malentendidos de nuestras prácticas y creencias, a través de la luz de la sabiduría y la información. Además de estos retos, no todos nos llevamos muy bien en la comunidad Pagana nacional. No espero que lo hagamos pero sí creo en una comunidad Pagana en México más amigable y unida, donde personas como Mina To-Tai no se sientan solas y su comunidad religiosa las apoye.

También creo en una comunidad Pagana internacional más unida. En estos tiempos difíciles, donde los mexicanos hemos sido llamados violadores y criminales y con el clima político inestable, lleno de racismo y violencia, me parece buen momento para abrirnos y conocernos mejor. Porque tenemos más similitudes que diferencias, porque compartimos nuestras luchas y preocupaciones, porque compartimos nuestras creencias y prácticas.

Paganos del este, Paganos del oeste, Paganos del sur, Paganos del norte: quienquiera que esté leyendo nuestro llamado, los saludo. Los paganos mexicanos tenemos una historia diferente, pero nuestra narración y la suya están relacionadas. Puede ser que nuestros libros estén escritos en distintos idiomas, pero los sonidos de sus palabras leídos en voz alta resuenan con las mismas frecuencias. Como ustedes, recordamos. Como ustedes, creemos. Como ustedes, creamos.